Ella no llega al orgasmo

Pregunta

Llevo 4 meses casado. Mi esposa y yo nos cuidamos con nuvaring. Se podría decir que las dos pirmeras semanas estuvimos bien en cuanto a nuestras relaciones íntimas pero ella comenzó a utilizar nuvaring un mes antes de casarnos; después de 2 semanas de casados comenzó a sentirse incómoda porque dejó de sentir orgasmos. Al comienzo pensé que el problema sería yo, pero converso mucho acerca de esto y lo que siente es como toda relación normal, como placer y excitación; lo único que no puede es llegar al orgasmo. Mi pregunta es si acaso el nuvaring tiene influencia en esto, o cuál es el verdadero problema. Gracias por su tiempo al leer esto, ya que mi esposa esta preocupada porque no se siente como una mujer normal.

Respuesta

El problema que refiere es la incapacidad de su esposa de alcanzar el orgasmo en las relaciones sexuales que mantienen ustedes.

En principio el método anticonceptivo que utilizan no afecta a la capacidad de tener relaciones sexuales plenas y no tiene por qué impedir que se llegue al orgasmo, por lo cual es probable, como en gran parte de los casos de anorgasmia, que la misma se deba a razones de índole psicológico.

No obstante convendría descartar que durante este periodo no se haya presentado algún otro problema de salud que pudiera ser el responsable del problema. Una técnica sencilla para comprobar que no existe ningún impedimento fisiológico para alcanzar el orgasmo es observar si se puede llegar al mismo por auto-estimulación; si su esposa es capaz de tener un orgasmo a través de la masturbación, probablemente no los alcance en las relaciones de pareja por motivos psicológicos.

Tampoco debe olvidarse que la respuesta sexual femenina es diferente a la masculina, y que la forma de alcanzar el orgasmo (cantidad de excitación previa, necesidad de estimulación del clítoris, etc.) puede diferir de una situación a otra.

El principal problema que suele provocar anorgasmia femenina es la ansiedad que se crea en la relación sexual de pareja, ante la necesidad de alcanzar siempre el propio orgasmo. Centrar la relación sexual en los genitales y obsesionarse con que ambos deben llegar al orgasmo, o incluso pretender que sea a la vez, suelen provocar un alto nivel de ansiedad que anula parte de la excitación y a la larga imposibilita el propio orgasmo.

Existe una técnica psicológica que viene siendo muy eficaz en estos casos, y que consiste en la focalización sensorial. La pareja debe renunciar durante una fase inicial al coito y a llegar al orgasmo, y durante un tiempo (una o dos semanas) sólo tener relaciones de caricias y besos, que excluyan los genitales. En una segunda fase se introducen las caricias en los genitales y se busca el máximo placer, incluido el orgasmo, sin penetración. En una última fase, en cada relación íntima se permite la penetración después de un periodo de preparación y excitación.

La técnica de la focalización sensorial es muy efectiva para recuperar anorgasmias psicológicas debida a la ansiedad del cumplimiento. Si les resulta difícil ponerla en marcha, puede asesorarse de un psicólogo especialista en terapia sexual.

Cordialmente,
Dr. José Ignacio Baile.


¿Le ha parecido interesante?

94 votos, media: 4.59 sobre 5

Comparta en Redes Sociales

Publicidad