Dos bultos en el cuello

Pregunta

Tengo dos bultos en el cuello, como a cuatro dedos abajo del lóbulo de la oreja. Tuve una gripe fuerte y el médico me dijo que era un ganglio inflamado, me mandó antibiótico, se me paso la gripe pero el bulto sigue ahí, más pequeñito que antes. Meses más tarde, me salió otro bultito, como una bolita y duro. Los dos son indoloros y movibles. Dejé de darle importancia cuando el médico me dijo que hay ganglios que se inflaman que ya nunca vuelven a su tamaño y se quedan así.
 
Hace tres semanas, me empezó a doler mucho el pecho, la espalda, la cabeza y el brazo izquierdo. Fui a urgencias, me hicieron dos electros y un análisis de las enzimas, todo perfecto. Pero sigo con el mismo malestar (pinchazos, ardor en el pecho, pinchazos en la cabeza, etc.). Me han dicho que padezco ansiedad y depresión y me mandaron a salud mental, pero yo no dejo de pensar en que los bultos pueden ser tumores y es por eso que estoy así. Ni fumo, ni bebo, ni tomo drogas. Tengo 21 años. Todos los días siento ardor en el pecho, dolor en hombros, espalda, brazos. ¿Podría ser algún tipo de cáncer? ¿Puede después de año y medio cogerse a tiempo en caso de que lo fuera?

Respuesta

Las adenopatías o ganglios aumentados de tamaño en el cuello pueden ser procesos benignos, reactivos a una infección del área otorrinolaringológica (lo más habitual) aunque también los signos iniciales de una enfermedad hematológica o tumoral como un linfoma o similares. Por ello, deberían ser, a mi juicio, estudiadas.

Un análisis de sangre básico es completamente necesario (parece que ya se lo han pedido) porque nos eliminará la posibilidad de los tumores hematológicos (de la sangre). Otra exploración que, en caso de duda, podemos solicitar es una ecografía del cuello que, dependiendo del resultado, puede acompañarse de una punción del ganglio inflamado y su análisis patológico (celular).

No me gustaría contradecir ni interferir con el trabajo de mis compañeros, pero si ellos la han evaluado ya y tienen claro que se trata de adenopatías reactivas, benignas, perfecto. En caso contrario, sugiero se realice las pruebas básicas comentadas anteriormente para mayor tranquilidad suya y de los médicos que la tratan.

Esperando haber podido ser de ayuda reciba un cordial saludo,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 3 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales

Publicidad