Nuevas evidencias de que la observación es la mejor opción en la mayoría de cánceres de próstata de bajo riesgo

Eso asegura un reciente estudio, llevado a cabo a lo largo de 20 años.

“Quizá convenga revisar los protocolos de tratamiento del cáncer de próstata en este sentido”, planteó el Dr. Timothy Wilt, del Minneapolis Veterans Affairs Health Care System (organización sanitaria de veteranos en Estados Unidos), investigador líder del estudio, publicado este mes en la revista New England Journal of Medicine.

Nuestro estudio muestra que los pacientes de cáncer de próstata en fases tempranas que se someten a la prostatectomía (extirpación de la próstata) no viven más que los que no reciben ningún tratamiento. Además, la cirugía de próstata conlleva muy serios riesgos de incontinencia urinaria y de disfunción eréctil (impotencia).

Artículo Relacionado
Hiperplasia benigna de próstata

El aumento de tamaño de la próstata no tiene por qué ser un cáncer

Wilt sugiere que antes de sugerir la cirugía, los médicos deben controlar el progreso del cáncer de crecimiento lento de sus pacientes, mediante contacto con los pacientes y formulando las pertinentes preguntas sobre posibles señales o síntomas de la progresión de la enfermedad.

"Nuestros resultados demuestran que para la gran mayoría de pacientes con un cáncer de próstata localizado, optar por la observación como tratamiento puede ayudarles a vivir durante un tiempo similar; pero es que, además, evitan los daños del tratamiento quirúrgico", dijo Wilt.

Artículo Relacionado
La vasectomía no aumenta el riesgo de cáncer de próstata, según un nuevo estudio

Una investigación contradice estudios previos que la vincularon con una probabilidad mayor de contraer la enfermedad.

Aproximadamente un 70% de los casos de cáncer de próstata se diagnostican en las fases tempranas de la enfermedad, con tumores no agresivos que no han prosperado más allá de la próstata, o sea que no presentan metástasis.

"Estos pacientes tienen un pronóstico excelente sin cirugía", añadió Wilt. "De nuevo, el estudio confirma que el tratamiento agresivo por lo general no es necesario".

"Esto es un problema adicional, ya que, sin un desencadenante conocido, los pacientes saben que se puede producir un episodio con independencia del contexto. Realmente son incapaces de evitar posibles situaciones de riesgo, lo que en sí es un círculo vicioso”, dijo el Dr. Geoffrey Wolf, cofundador de bcalm.

Este ensayo clínico se inició en 1994, más o menos en la época en que un nuevo análisis sanguíneo llamado antígeno prostático específico, el PSA, revolucionó la detección del cáncer de próstata, explicaron los investigadores. “Antes del descubrimiento del PSA, se consideraba que casi todo hombre que llegara a los 90 años tendría un cáncer de próstata”, dijo el Dr. Len Lichtenfeld, de la American Cancer Association. “Pero el cáncer solo se encontraría mediante una autopsia, dado que nunca tuvo ningún efecto en su salud”.

Para el estudio, los investigadores controlaron a 731 hombres con cáncer de próstata, parte de los cuales se sometió a cirugía y a simple observación el resto.

Artículo Relacionado
Los perros huelen el cáncer de próstata

Perros adiestrados olieron muestras de orina y los detectaron con una precisión de casi un cien por ciento

La observación es muy distinta que el control activo, anotó Wilt.

En este último, los pacientes se someten a análisis periódicos de PSA, a tactos rectales y biopsias de próstata, lo que permite a los médicos controlar el progreso del tumor, dijo Wilt. La observación solo implica que los médicos pregunten sobre los problemas de salud que podrían estar relacionados, o no, con el cáncer de próstata.

De los participantes que se sometieron a la cirugía, el 61 por ciento murió a lo largo de la duración del estudio, mientras que la muerte sobrevino al 67 por ciento de los que fueron simplemente observados. La diferencia no es estadísticamente significativa, anotaron los investigadores.

Artículo Relacionado
El control periódico del cáncer de próstata podría ser suficiente

Más de la mitad de los pacientes podrían estar siguiendo un tratamiento invasivo innecesario

El 7 por ciento del grupo de cirugía murió de cáncer de próstata, en comparación con el 11 por ciento del grupo de observación. Esa diferencia tampoco fue estadísticamente significativa, según los autores.

"Nuestro estudio no significa que todo paciente de cáncer de próstata pueda prescindir del tratamiento. Lo que este estudio muestra es que debemos prestar atención a lo que encontramos en el momento del diagnóstico, y elegir el mejor tratamiento para cada caso. Por supuesto que los cánceres de próstata de alto riesgo sí requieren tratamientos especializados, como quimioterapia, radioterapia e incluso tratamiento quirúrgico agresivo”, concluyeron los autores.

Artículo Relacionado
Chequeo urológico

Por qué a partir de los cuarenta conviene "mirarse" la próstata.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales

Publicidad