Morenos de piel: también cuidado con el sol

Una dermatóloga advierte que las tasas de cáncer de piel también aumentan entre las personas cetrinas.

No sólo las personas de piel más blanca están expuestas a los nocivos efectos de la exposición directa al sol. Si bien es cierto que son especialmente sensibles, las de piel morena –las personas cetrinas– también deben tener cuidado cuando se pongan al sol.

Así lo advierte la Dra. Maritza Pérez, de la Icahn School of Medicine del Hospital Mount Sinai en Nueva York. Las tasas de cáncer de piel están aumentando entre los hispanos (las personas más morenas) en Estados Unidos.

Artículo Relacionado
Lunar que cambia

La principal preocupación con los lunares es la degeneración a una enfermedad llamada melanoma maligno.

La forma más letal del cáncer de piel, el melanoma, tiene un buen pronóstico si se detecta a tiempo (98% de supervivencia a los cinco años), pero empeora muy rápidamente a medida que aquél pasa. El problema con los más morenos de piel es que se suele detectar en fases avanzadas del cáncer, dijo la autora del estudio en un comunicado de prensa de la American Academy of Dermatology. La creencia de que su tono de piel les asegura cierta inmunidad es por completo errónea. El melanoma es cada vez más común entre ellos.

También existe la creencia de que pasar más tiempo al sol y conseguir un bronceado "base" les protege, algo que no es cierto, añadió. “Al aire libre debe buscarse siempre la sombra y, de no ser posible, utilizar un filtro solar de amplio espectro y resistente al agua, con un factor de protección de 30 o superior”.

"Todos, sin importar el color de la piel, estamos en riesgo de cáncer de piel, así que todos debemos protegernos del sol; y todos debemos someter a revisión, a cargo de un dermatólogo, cualquier mancha sospechosa en la piel", añadió.

Artículo Relacionado
Sol y cáncer de piel

El número de cánceres de piel ha aumentado considerablemente debido a una mayor exposición al sol sin protección.

“Los más morenos de piel también deben hacerse autoexámenes regulares buscando manchas (lunares, nevus) en la piel que sean nuevas, que cambien o que simplemente infundan sospechas”, indicó Pérez. Las personas de tonos más oscuros de piel tienden a presentar el cáncer de piel en lugares poco habituales, incluso insospechados, como:

  • Las palmas de las manos y de los pies
  • Debajo de las uñas
  • Dentro de la boca.

"La detección precoz es vital para la supervivencia al cáncer de piel", enfatizó Pérez. "Y si no buscamos los cambios en la piel, no los encontraremos".

Artículo Relacionado
8 cosas que el dermatólogo querría que supiera sobre protección solar

Podríamos estar protegiéndonos peor de lo que creemos


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales

Publicidad