7 mantras para mantenerse en forma en 2017

Un buen propósito para 2017: algún cambio en su estilo de vida, dirigido a más bienestar y a hacer vida más sana. Mantras, eso es. Algo que, a fuerza de repetirlo, acaba por penetrar en la mente. Aquí proponemos algunos que puede repetirse a sí mismo cada vez que flaquee.

Repítase...

1. Deja de buscar el sueño. Llegará

Es una vieja paradoja: hacer lo imposible por dormirse es la forma segura de quedarse en vela.

Dormir es un proceso natural, y la costumbre de forzarse a hacerlo, incluso simplemente de controlarlo, a menudo agrava los síntomas de falta de sueño. Es un círculo vicioso, quedarse en la cama tratando de que el sueño se presente: es una fuente de frustración y ansiedad y acaba generándose tensión, lo que a su vez evita la somnolencia y el sueño. La creencia de que “si persevero intentándolo llegará” acaba asociando la cama a la vigilia.

Qué ¿qué es lo mejor? Levantarse. Si lleva más de veinte o treinta minutos acostado sin dormirse, salga de la cama, cambie de habitación y haga algo relajante: leer, oír música o tomarse una bebida templada. Deje que la naturaleza haga su trabajo, verá como acaba por acostarse y dormirse.

Artículo Relacionado
5 fáciles ejercicios de respiración que debería hacer a diario

Deberían formar parte de nuestra rutina diaria

2. Muévete a menudo para moverte bien

Nos movemos de muchas formas, a lo largo del día. Nos doblamos, retorcemos, sentamos, levantamos, caminamos y hasta corremos. Se diría que estamos hechos para movernos, y no para esa vida sedentaria a que muchas veces nos obliga el trabajo.

Moverse con regularidad y hacer algo de ejercicio es esencial para lograr cierto bienestar, tanto físico como mental: mejora el sistema inmune y optimiza la salud en general.

Es sabido (¿lo es realmente?) que el ejercicio estimula las hormonas de la felicidad en el cerebro, pero también potencia la función cognitiva, la capacidad de concentración y la memoria. Incluso ayuda a regenerar los tejidos tras una herida y puede reducir el dolor como un antiinflamatorio natural.

Sí, muévase para moverse bien. ¡Incluso cuando se presenta la artritis!

Artículo Relacionado
6 tareas diarias para una buena salud mental

Dónde hay que centrar los esfuerzos para mejorar la autoestima y acabar con la ansiedad

3. Date un homenaje con un buen lomo

La carne roja es más sana de lo que se cree. La reciente alarma creada con las carnes rojas, según la cual hay que evitar la ternera, el buey, el cerdo y el cordero debe entenderse en su justa medida, o sea, con precaución. Comer carne roja con moderación es en realidad beneficioso, pues constituye una buena fuente de hierro (para la energía), selenio (antioxidante), zinc (sistema inmune) y, por supuesto, de proteínas (función muscular y salud ósea). La investigación de la OMS relativa al riesgo de cáncer que conlleva se basó en ingestas excesivas de carne (de hasta 700 gramos semanales), fundamentalmente de productos curados y salados.

Hay estudios que muestran que quienes eliminan la carne de la dieta sufren cierto déficit de vitamina B, hierro y zinc. La carne debe volver con precaución a nuestra dieta. Eso sí, hay que evitar quemarla o chamuscarla.

Ciertos expertos recomiendan una ingesta semanal de hasta 500 gramos de carne. Procure elegirla magra, con poca grasa (y con poca grasa debe cocinarla) y… acompáñela con mucha verdura

4. Desconéctate para seguir conectado

Afortunadamente cada vez hay más gente capaz de apagar el móvil y “desintoxicarse digitalmente”. Hasta los jóvenes acabarán, esperemos, por hacerlo cada vez más. ¿Ha probado usted? Verá qué a gusto se siente desconectándose del teléfono y de las redes sociales.

La tecnología es una causa aguda de estrés. Y para relajarnos y estar un rato en paz necesitamos desentendernos de notificaciones y demás. Es necesario pensar en cómo nos sentimos realmente, y crear lazos más estrechos con quienes están a nuestro alrededor, sin e-mail, WhatsApp y demás.

Hacer las cosas con calma, sin premura, es más beneficioso para la salud que apresurarse; pero ¡es necesario bajar el ritmo para comprobarlo!

Artículo Relacionado
10 signos de que puede ser algo más que estrés

Cómo saber si los problemas van más allá del día a día

5. Respira, y respira bien

Cuando respiramos conscientemente, o sea, prestando atención a la inspiración y espiración del aire, llegamos a un mejor entendimiento, léase conocimiento, de nosotros mismos, de nuestro sitio en el mundo y nuestras relaciones con el entorno. Los expertos en yoga, una práctica que va mucho más allá de lo puramente físico, así lo aseguran.

Respirar conscientemente es transformar tanto nuestro interior como el exterior a medida que descienden los niveles de estrés, nuestra salud se revitaliza y las emociones se estabilizan.

Respire profundamente, ahora mismo, según lee. Hinche bien el pecho de aire e imagínelo nutriendo de oxígeno el corazón.

6. Mejor descansa

Es importante encontrar el equilibrio entre trabajar, descansar y alimentarse adecuadamente.

No es necesario pasar cada rato libre en el gimnasio o corriendo para asegurarse un estilo de vida sano. Las formas de pensar, comer y descansar suponen el 95% de los ingredientes precisos para una buena salud.

Sin suficientes horas de sueño, el nivel de cortisol aumenta, y también lo hace el exceso de grasa, a la vez que la masa muscular desciende. Quedarse en la cama un par de horas más tiene, para algunos, muchos más beneficios que lanzarse al gimnasio. En lo tocante a las comidas, recuerde que menos es más: coma regularmente platos pequeños. Y, en lo referente al ejercicio, 3 ó 4 veces semanales servirán para mantenerle en fo rma.

Artículo Relacionado
La mejor cosa que puede hacer a diario por su salud

Es fácil, gratuita y no nos hace sudar; pero bajará el riesgo de cáncer, ictus, diabetes, depresión...

7. Cuídate la piel

Ya sea una nueva mancha, otro lunar, o una nueva peca, si surge algo nuevo nunca estará de más acudir a un dermatólogo para que le eche una ojeada completa.

La prevalencia de los cánceres de piel ha aumentado más del 300% desde los años setenta y pueden presentarse a cualquier edad, en cualquier tipo de piel.


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 4.20 sobre 5

Comparta en Redes Sociales

Publicidad