Angiografía

¿Qué es la angiografía?

La angiografía es una prueba en la que se utiliza una inyección de un contraste líquido para poder visualizar las arterias a través de rayos X. La sustancia de contraste, al ser opaca a la radiación, dibuja la silueta en la radiografía de la estructura anatómica en la que está contenida, en este caso las arterias.

Se utiliza una inyección de un contraste líquido para poder ver las arterias a través de rayos X.

¿Cuándo se usa la angiografía?

Antes se utilizaba mucho el angiograma para comprobar el estado de los vasos sanguíneos. En la actualidad existen pruebas no invasivas con las que se obtiene la misma información con menos incomodidades y riesgos para el paciente. Entre estas pruebas se encuentran el doppler, el DIVAS o angiografía por substracción digital, la ecografía, el TAC y la resonancia magnética.

Otras pruebas

Vea nuestra sección 'Pruebas diagnósticas' donde encontrará artículos de interés.

    • La angiografía se puede usar si el médico está pensando en operar al paciente, dado que ofrece una clara imagen de los vasos sanguíneos.
    • La angiografía puede mostrar un aneurisma (dilatación de la arteria provocado por un debilitamiento de su pared).
    • El angiograma se puede usar para obtener una buena visión de la arteria carótida y sus ramificaciones en el cuello y la cabeza. Normalmente esto se realiza para el estudio de hemorragias cerebrales o para valorar la irrigación sanguínea de un tumor.
    • La angiografía se utiliza también para visualizar las arterias coronarias (las arterias del corazón). Esta prueba evidencia si existen oclusiones en las mismas.
    • La angiografía se utiliza para visualizar las arterias de las piernas y riñones, así como la aorta ( la mayor arteria del cuerpo).
    • La angiografía se usa también para visualizar la vascularización del hígado, con el fin de localizar tumoraciones en el mismo.

    ¿Cómo se utiliza la angiografía?

    Antes de poder insertar el catéter en la arteria, se duerme la piel con anestesia local. A continuación se efectúa una punción en la arteria con una aguja y a través de ésta se introduce una fina guía de metal. Esta guía permite introducir el catéter, el cual se conduce hasta su emplazamiento viéndolo en un monitor de imagen de control radiológico. A través de éste catéter se inyecta el contraste, el cual nos permite visualizar el vaso sanguíneo a estudio.

    ¿Es peligrosa la angiografía?

    • Una pequeña minoría de pacientes es alérgica al contraste yodado. Toda persona alérgica al yodo debe comunicarlo a su médico antes de realizar el procedimiento diagnóstico.
    • Existe una pequeña posibilidad de que el catéter dañe los vasos sanguíneos.
    • Dado que se utilizan rayos X, las mujeres que estén embarazadas deben comunicárselo a su médico ante la posibilidad de daños al feto.
    • Los enfermos que sufran de enfermedades graves de hígado y sobre todo riñones deben ser tratados de un modo especial, ya que el contraste puede dañar a éstos órganos.
    • El riesgo de daños causados por los rayos X en individuos normales es muy reducido con las máquinas modernas, ya que utilizan una mínima dosis de radiación.




    ¿Le ha parecido interesante?

    Comparta en Redes Sociales

    Publicidad