8 cosas que perjudican la vista y podemos estar haciendo

¿Cuántas de ellas podría usted evitar?

Los ojos son órganos bastante duros: bastante resistentes, pero no invencibles. Ver bien no es algo que se nos garantice. Y algunas actividades diarias pueden causar bastante daño a la vista. A continuación, enumeramos 8 de ellas.

1. Ignorar los dolores de cabeza

Si tiene dolores de cabeza, merece la pena que vaya a un óptico (diplomado, claro), pues las jaquecas podrían deberse a problemas de visión. Si está muchas horas ante el ordenador podría padecer el síndrome visual informático (SVI), a pesar de que piense que todo va bien y ve con normalidad. Este síndrome es un conjunto de molestos síntomas musculares que afecta en un momento dado a nueve de cada diez personas que trabajan ante la pantalla.

2. Uso excesivo de pantallas

Ya sea para leer, escribir, responder e-mails o navegar por las redes sociales, muchos de nosotros pasamos gran parte de nuestras horas de trabajo ante las pantallas, a menudo en detrimento de la vista. Esto ha llevado a los oftalmólogos a hablar de una epidemia de problemas visuales como resultado de tantas horas de ordenador. Todo el que se encuentre en esta situación debería revisarse periódicamente los ojos, particularmente si lleva lentillas. El oculista, o el optometrista, podrá recomendar lo necesario en casos así, y los usuarios de lentes de contacto deberían pedirle consejo acerca de las nuevas lentillas que retienen la humedad propia del ojo hasta 16 horas, evitando en cierta medida la aparición de síndrome visual informático.

Artículo Relacionado
Un cuerpo extraño en el ojo

Qué precauciones hay que tomar para sacar un cuerpo extraño del ojo

3. Ignorar la sequedad de los ojos

Uno de los mayores riesgos cara al SVI es la sequedad de ojo. Ciertos estudios han mostrado que el número de parpadeos ante la pantalla puede disminuir hasta cinco veces. Parpadear es importante para mantener el ojo húmedo y, cuando se seca, surgen problemas de incomodidad, enrojecimiento y hasta visión borrosa. Esto se agrava en ambientes secos, como el del aire acondicionado o calefacción por aire caliente. De nuevo, el oculista o el farmacéutico podrán recomendar las gotas adecuadas para mantener hidratados los ojos.

4. Llevar demasiado tiempo las lentillas

Si usa lentes de contacto, tenga en cuenta que no debe llevarlas más tiempo del especificado. Esto puede parecer obvio, pero las lentes de un solo uso deberían desecharse diariamente o, si son de duración mensual, al cabo del mes. Es importante usar las adecuadas y, por supuesto, no dormir con ellas, a no ser que estén específicamente diseñadas para ello.

Artículo Relacionado
Los defectos de la vista

Algunos conceptos básicos acerca de la pérdida de visión.

5. Usar las gafas de otra persona (o, peor, las lentillas)

Cuando se pone las gafas de otra persona podrá pensar que ve bien, mejor que sin ellas, pero no serán las adecuadas para sus ojos. Usarlas no supondrá un daño directo para los ojos, pero puede acabar generando estrés visual, un síndrome caracterizado por síntomas como vista cansada, visión borrosa, dificultad para enfocar la mirada en un punto fijo, sensación de fatiga y hasta dolor de cabeza. Nunca se ponga las lentes de contacto de otra persona pues, sobre todo lo anterior, es una puerta abierta a infecciones.

6. Auto-recetarse

Si cree que necesita gafas para leer, no utilice ésas que se venden casi en cualquier parte. Parten de la base de que ambos ojos tienen el mismo nivel de visión, lo que sucede muy raramente. Además, los cristales no suelen ser de buena calidad, y usarlas puede causar todo ese rosario de problemas que hemos venido comentando, desde el SVI hasta estrés visual, dolor de cabeza, etc.

De nuevo, si necesita gafas, gradúese la vista en una óptica diplomada y utilice exclusivamente las que le prescriban.

7. Usar gafas o lentillas antiguas

Debe asegurarse de que sus gafas o lentes de contacto responden a sus necesidades actuales de corrección de la vista. La vista puede requerir cambios con alguna frecuencia, sobre todo si trabaja habitualmente ante el ordenador o si pasa mucho tiempo frente a la pantalla.

8. Usar lentillas rayadas

Deben estar limpias y sin rayar. Las lentillas rayadas pueden interferir la visión y causar deslumbramientos y luces parásitas, peligrosas de noche, al volante, o en malas condiciones de luz. Los cristales de las gafas rayados frente al ordenador pueden causar deslumbramientos imperceptibles, que acaban provocando vista cansada y estrés visual.



¿Le ha parecido interesante?

6 votos, media: 4.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales

Publicidad