7 mitos comunes sobre dietas a los que no hacer caso

Parece estar haciendo todo bien: evita la comida basura, come y cena ensaladas, cuando pica algo son nueces y crudités de zanahoria o apio, hace más ejercicio… pero no logra los resultados apetecidos; no llega al peso que se ha propuesto.

¿Le suena?

Aquí exponemos algunas creencias –mitos– muy comunes que en realidad están dificultando su régimen y no le dejan llegar al peso que estima ideal.

1. Mito: Saltarse comidas ayudará a perder peso

Puede incluso creer que lo suyo ya raya en la virtud, saltándose comidas o evitando comer cualquier cosa entre la comida y la cena; pero en realidad está alimentando su propio hambre, está demasiado hambriento cuando por fin se sienta a la mesa.

Esto no va a ayudarle a adelgazar. ¿Por qué? Porque cuando tiene tanta hambre suceden dos cosas. Una, que todo tiene un aspecto, y sabe, delicioso. Y dos, porque necesita más cantidad para sentirse satisfecho. El resultado: puede acabar comiendo más, y no necesariamente comiendo cosas sanas.

Picar algo en pequeñas cantidades, algo nutritivo, ayuda a evitar esto, manteniendo estable el nivel de azúcar en sangre y fortaleciendo el metabolismo.

Puede ser conveniente llevar consigo algo para picar por si llega más tarde de lo previsto a la siguiente comida. Debería ser de alrededor de 200 calorías, o incluso menos, y ser una combinación de fibra, grasa sana y proteínas. Unas pocas nueces o frutos secos sin sal, por ejemplo. Si está en casa, o puede disponer de ello, unas galletas de harina integral con hummus, ese delicioso puré de garbanzos, o una manzana.

Artículo Relacionado
3 Estrategias para no comer de más

Cómo comer lo necesario, pero cómo no comer de más.

2. Mito: Todos deberíamos suprimir el gluten

A no ser que sea celiaco o sufra de intolerancia al gluten, no hay ninguna ventaja en suprimirlo de la dieta. Cualquier pérdida de peso asociada a la supresión del gluten estará producida porque se han evitado pasteles, galletas y pan y, en realidad, habrá ingerido menos calorías. Pero no será por haber eliminado el gluten.

No es buena idea suprimir grupos de nutrientes; puede producir carencias vitamínicas y de minerales y oligoelementos y, por tanto, problemas a largo plazo. Es más razonable centrarse en las cantidades que se come.

3. Mito: La comida sana no engorda

Es importante entender que no porque un alimento esté etiquetado como “saludable” se puede comer cualquier cantidad. Incluso si come cosas tan sanas como nueces, frutos secos y semillas, aguacate, aceite de oliva y chocolate negro, deberá prestar atención a las porciones si pretende adelgazar.

Es bueno tomar aceite de oliva, pero si se lo añade con alegría a su plato de pasta y lo moja luego con pan, estará consumiendo demasiadas calorías y engordará. Lo mismo sucede con los frutos secos. Debe enterarse de cuál es la cantidad razonable (¡es tan fácil acabarse la bolsa entera!) y obrar en consecuencia.

Artículo Relacionado
¿Podría el estrés estar frenando su régimen de adelgazar?

El estrés tiene muchos efectos extraños, e indeseables, en el organismo.

4. Mito: Los hidratos de carbono engordan

Suprimir los hidratos de un plumazo le hará adelgazar en un primer momento. Pero no es ni sano ni sostenible y pronto se hartará porque se sentirá cansado, apático e irritable.

Además, en el minuto que vuelva a comer con normalidad recuperará el peso perdido, e incluso más: el efecto yoyó. En lugar de suprimirlos, coma los hidratos adecuados. Panes y pastas integrales, arroz igualmente integral, legumbres y patatas. Son buenas fuentes de fibra (limitar los hidratos casi siempre va acompañado de estreñimiento) y contienen buenas cantidades de vitaminas y minerales.

5. Mito: Suprimir las grasas adelgaza

El cuerpo necesita buenas fuentes de grasas para quemarlas. O sea que debe asegurarse de tomar buenas grasas, como la del aguacate, los frutos secos y el aceite de oliva. Tienen múltiples beneficios y aportan efectos saciantes. Se sabe, además que bajan el riesgo de enfermedades cardiacas y contribuyen a la absorción de minerales y vitaminas.

Artículo Relacionado
Cómo adelgazar sin ponerse a dieta

Perder peso de forma sana, sin pastillas y sin pasar hambre, no significa necesariamente tener que hacer una dieta.

6. Mito: El ejercicio es clave para adelgazar

¿El ejercicio? No es que sea bueno, sino fantástico. Es esencial para la salud, pero para adelgazar deberá ir acompañado de una dieta sana. Cualquier nutricionista o entrenador lo corroborará: no se puede “entrenar” una mala dieta; y… los abdominales se hacen en la cocina. El ejercicio puede además incrementar el hambre, y esto debe tenerse en cuenta.

Desafortunadamente, el ejercicio no da vía libre a comer lo que se quiera y las calorías quemadas serán, por lo general, un pequeña parte de los esfuerzos por adelgazar, si las comparamos con las calorías ingeridas. Por supuesto, y repetimos: el ejercicio es fantástico y aporta un sinnúmero de beneficios, pero por sí solo no le hará adelgazar. Acompañarlo de una buena dieta es la clave.

Artículo Relacionado
Adelgazar sin hambre ni pastillas: la mejor dieta

Aquí presentamos un plan de tres pasos diseñado para matar el apetito, perder kilos de manera rápida sin sentir hambre y, al mismo tiempo, mejorar la salud en el proceso.

7. Mito: La báscula es quien manda

No hay que sentirse atrapado por el numerito que muestra la báscula del cuarto de baño. Sentirse desanimado e impaciente por ver resultados a los sacrificios (que es lo que suele pasar) saboteará los esfuerzos por adelgazar, dando paso a la frustración. Hay otras formas, más importantes, de comprobar los progresos, como la ropa que ahora sí se puede abrochar, cómo se siente, qué aspecto tiene, de cuánta energía y resistencia disfruta y de qué humor está.

Introducir cambios sostenibles en la dieta y en el estilo de vida y ver luego los resultados es un proceso lento que puede tardar semanas en lograrse. Sea paciente y persevere con su nuevo estilo de vida: el cuerpo se beneficia a diario de ese cambio. Siga adelante y tendrá resultados garantizados y, lo más importante, resultados duraderos.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales

Publicidad