7 maneras de ayudar a alguien con ansiedad

Decir “no te preocupes” NO es una de ellas

Ver a un ser querido sufriendo de ansiedad es duro, como lo es para el paciente sentirse indefenso. Pero hay cosas que se pueden hacer sin menoscabar la gravedad de su estado. Aquí recogemos los consejos proporcionados por el grupo de psicólogos desarrolladores de la app Remente para ayudar a alguien con ansiedad.

1. Entérese a fondo

Llegado el momento de ayudar a alguien, el primer paso es conocer en profundidad qué es la ansiedad, y especialmente lo que supone para el paciente. Comuníquense tan abiertamente como puedan, pero investigue por su lado tanto como pueda acerca de los sentimientos de la persona que sufre ansiedad. Cuanto más sepa. Más ayuda podrá proporcionarle.

2. Escuche

Puede ser difícil entender por qué alguien padece ansiedad en algunas situaciones, de manera que pregunte y, sobre todo, escuche. Muchos pacientes de ansiedad tienen tal embrollo de pensamientos que ni siquiera ellos saben cuál o cuáles son los factores que desencadenan su ansiedad. El simple hecho de escucharles puede ayudarles a ordenar sus mentes y facilitará que se sientan más tranquilos.

3. Sea paciente

Muchos pacientes de ansiedad son dados a sacar inmediatas conclusiones y, dado que pueden ser extremadamente negativas, llevarles a pensar que sus próximos están descontentos o enfadados con ellos. En lugar de sentirse frustrado o irritado por ello, intente hablar con tranquilidad de la situación y buscar una solución viable cara al siguiente ataque de ansiedad.

4. No trivialice

No es buena idea decir a alguien ansioso “supéralo” o “no te preocupes”. Es como cuando nos sentimos tristes: no nos hace gracia que se frivolice nuestra situación, y buscamos algo de empatía. Una gran mayoría de los pacientes de ansiedadd saben que sus preocupaciones y miedos son irracionales, de modo que no necesitan que nadie se lo diga. Escúchele, y deje que el ataque se resuelva por sí sólo.

5. Hágale compañía

Salir con amigos es una estupenda forma de distraerles de sus preocupaciones y pensamientos negativos. Si un amigo o alguien querido se siente particularmente ansioso, pregúntele si le gustaría hacer algo, solo con usted o con más amigos. Pero tenga en mente el siguiente punto…

6. No le presione demasiado

Uno de los problemas de la ansiedad es que puede dejar al paciente absolutamente exhausto. Si alguien que conoce sufre de ansiedad, es muy probable que esté en un estado de tensión mental muy alta, lo que tanto física como mentalmente puede resultar agotador. Recuerde esto cuando intente motivar a alguien para emprender cualquier actividad. No necesariamente se debe a que no quieren sino a que no pueden por su extremo cansancio.

7. Cuídese usted mismo

Pasar mucho tiempo con alguien que sufre ansiedad puede desgastar la propia salud mental. Cuando empiece a sentirse superado o en tensión, asegúrese de darse un respiro y haga algo con lo que disfrute. Siempre es mejor dar un paso atrás y relajarse: estar en tensión con una persona ansiosa puede incrementar sus niveles de estrés, estableciendo un indeseable círculo vicioso.


¿Le ha parecido interesante?

211 votos, media: 4.35 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales

Publicidad