5 sorprendentes razones por las que está todo el día cansado (y cómo remediarlo)

No es difícil sentirse permanentemente cansado con las ajetreadas vidas que llevamos. Pero, si bien no es raro, tampoco es normal. Aquí puede ver cómo recuperar su alegría de vivir.

¿Nunca ha estado tan cansado que ha pensado que podría tumbarse incluso en el suelo, da igual dónde esté, y dejarse caer inmediatamente en un sueño profundo?

Es una sensación horrible, ese cansancio existencial, ese cansancio hasta los huesos. Todos estamos hechos polvo de vez en cuando, pero la mayoría de nosotros se recupera tras una buena noche de sueño. Pero si persiste durante largos periodos de tiempo acaba por cobrarse un precio y afectará a la salud y a la calidad de vida. Se estima que el cansancio prolongado afecta a una de cada diez personas. No debemos asumirlo: hay que buscar ayuda, y mejor antes que después.

Aquí enumeramos algunas insospechadas razones por las que puede presentarse, y qué hacer para combatirlas.

1. El análisis de sangre habitual, el que suele pedir su médico de familia, puede no reflejar todo

Si le dice a su médico de familia que está siempre cansado es probable que pida un análisis de sangre que sin duda incluirá el recuento celular (glóbulos rojos y blancos). Pero posiblemente no pidiera los niveles de vitamina B12 y ferritina (la proteína del cuerpo que permite “almacenar” el hierro). Y sus bajos niveles pueden causar mucho cansancio.

Llegado el caso, debería pedir específicamente ambos valores, para discutirlos luego con él.

Una glándula tiroides poco activa (el hipotiroidismo) puede igualmente hacernos sentir exhaustos: esto afecta a 15 de cada 1.000 mujeres. La función tiroidea debería comprobarse como parte del análisis, pero si no lo es, pida a su médico que lo incluya en la receta del análisis. La deficiencia de yodo, que afecta especialmente a mujeres embarazadas (dado que proporcionan al feto parte de su propio suministro) y a chicas adolescentes (que podrían no consumir suficientes lácteos, de los que particularmente la leche es una fuente importante) tienen influencia directa en la función tiroidea. La OMS se ha mostrado preocupada por el aumento de los problemas de tiroides.

2. Tiene bajos niveles de magnesio

El magnesio es un mineral esencial para la salud de los sistemas nervioso y muscular, a la vez que regula el nivel de glucosa en sangre y la presión arterial. Pero es también esencial en la producción de energía: sin magnesio, el cuerpo no produce adenosin-tri-fosfato, o ATP, fundamental para la producción de energía.

Los síntomas habituales son cansancio, calambres y dolores musculares, agujetas, problemas de sueño y sentimientos negativos. No es fácil comprobar el nivel de magnesio en el cuerpo, pero los síntomas suelen ser muy claros. Como soluciones, se puede incrementar la ingesta de productos ricos en el mineral, como el aguacate, los frutos secos y algunas semillas; alternativamente, hay suplementos minerales en las farmacias (compre los mejores que pueda); la mejora se puede notar en apenas tres días.

3. Tiene cansancio post-viral

Si continúa cansado después de superar alguna enfermedad vírica, puede deberse a la persistencia del virus, que puede estar afectando a las mitocondrias, componentes de las células corporales que convierten la energía procedente de los alimentos en energía “usable”.

También son síntomas reveladores hinchazón abdominal y flatulencia. Nutricionalmente se puede tratar con hierbas para anular la acción del virus, seguidas de probióticos para restaurar la función intestinal. Las hierbas son potentes agentes limpiadores y curativos y no debe tomarlas sin la ayuda de profesionales competentes.

4. Está pegado a la pantalla: el multi-screening

¿No se separa de la televisión, del smartphone y del ordenador? Si el trío le resulta familiar como parte importante de su tiempo de ocio, corre el riesgo de acrecentar el problema. No sólo estos dispositivos emiten luz azul, que estimula el cerebro (lo que está bien durante las horas de trabajo, pero no en momentos de supuesto descanso) sino que pueden afectar a la hipófisis, lo que a su vez influye en el equilibrio hormonal.

Olvídese un poco de la tecnología: logrará estar más tranquilo de mente y se sentirá mejor de cuerpo.

5. Está permanentemente bajo de forma. Puede ser un estado pre-depresivo

Tendemos a pensar que el cansancio es un problema básicamente físico, pero sentirse constantemente cansado es uno de los síntomas clave de la depresión.

La depresión acaba con la alegría de vivir y disminuye o anula el sentimiento de placer. Cancelar eventos sociales y reuniones, que nos mantienen en forma psíquica, supuestamente por el cansancio, son actitudes típicas; pero si se investiga en algo más de profundidad se puede quizá encontrar un persistente desánimo, que puede provocar ansiedad, sobre todo en sociedad. Se tiende a aislarse cada vez más y la depresión se acrecienta, creando un círculo vicioso.

Ante la menor sospecha de que pueda estar pasándole, pida ayuda. Sólo se vive una vez y nos debemos a nosotros mismos vivir tan felices como podamos. Piense qué aconsejaría usted a un amigo al que encontrara en esa misma situación, y siga su propio consejo: cuídese.



¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales

Publicidad